Facebook - Clínica Armstrong

Neumología

El tabaco, los hábitos de vida y una predisposición genética son el origen de muchas enfermedades pulmonares.

Dejar de fumar, instaurar un tratamiento precoz y hacer un adecuado seguimiento de estas patologías mejora el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes.