¿En qué casos está contraindicada?

Aunque la radiofrecuencia es una técnica segura, no está indicada en mujeres embarazadas, lactantes, personas que padezcan enfermedades en la piel como dermatitis o psoriasis y pacientes con prótesis metálicas o marcapasos.