¿Qué es la carboxiterapia y para qué se utiliza?

La carboxiterapia es una técnica para combatir la celulitis, la flacidez y la grasa localizada. Es un método mínimamente invasivo que consiste en la aplicación del gas dióxido de carbono (CO2) por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones en los tejidos afectos.